Un tribunal federal de apelaciones estadounidense rechazó las normas de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) destinadas a los proveedores de servicios de Internet que les obligaban a dar a todos los usuarios el mismo acceso de tráfico a través de sus redes, el principio conocido como neutralidad de Internet.

La neutralidad de la red no es otra cosa que un principio que propone una red que no tiene restricciones ni por el tipo de dipositivo utilizado para acceder a ella ni por el tipo de informaciónque viaja por la misma.

Aunque el tribunal reconoció (PDF) que la FCC tiene parte de autoridad para regular los servicios de Internet, la corte considera que la Comisión se excedió en su mandato cuando impuso normas anti discriminación a los proveedores de servicios de Internet.

Hay competencia

De hecho, el tribunal justifica su decisión, en parte, porque constata que hay un mercado competitivo de proveedores de banda ancha. “Los consumidores tienen opciones”, señala el fallo. “Pueden acudir a otro proveedor de banda ancha si quieren llegar a determinados contenidos o si se éstos se ven ralentizados”.

No obstante, reconoce que un abonado pueda encontrarse con “dificultades” en la búsqueda de otro proveedor, aunque sostiene que ni siquiera eso es razón suficiente para restringir lo que un ISP puede hacer cuando se trata de la gestión de su propio tráfico.

En el propio texto cita Google Fiber -la conexión ultrarrápida de Google, disponible sólo en tres áreas de EEUU- como prueba de que la competencia es fuerte y para demostrar que no hay pruebas de que los proveedores estén evitando dicha competencia. “Aunque anecdóticamente, parece que lo cierto es que está pasando todo lo contrario. Google ha entrado en el mercado de la banda ancha como un competidor directo”, apunta el tribunal

El fallo significa que, bajo la ley actual, las compañías de banda ancha pueden ofrecer a los proveedores de contenidos en Internet, como plataformas de medios de comunicación o redes sociales, un servicio más rápido para entregar su contenido a los consumidores, a un precio más elevado.

Posible recurso de la FCC

La decisión, tomada por la Corte de Apelaciones de Washington, es el segundo caso que pierde la FCC ante ese tribunal sobre su autoridad para regular a los proveedores de servicios de red.

En un comunicado, el presidente de la FCC, Tom Wheeler, asegura quese plantea recurrir esta decisión judicial

Los grupos de defensa de los consumidores abogan por que Internet sea un servicio público, como la electricidad. Es decir: no se puede discriminar el tráfico en razón del contenido o de la naturaleza de las transmisiones.

No obstante, la Comisión se ha enfrentado a la férrea oposición del Congreso y a las fuertes presiones de los proveedores de banda ancha para no hacerlo.

Aún no hay votos.
Espera por favor...